Dunkerque es guerra, tensión y humanidad- película de Christopher Nolan

Dunkerque es una obra maestra, contiene la dosis perfecta de realidad histórica, tensión, monumentalismo, intimidad y miedo. Cada instante de la película te conecta y te transporta al momento. Christopher Nolan y su fijación por mantener sus películas lo más reales y orgánicas posible, evitando el uso de CGI para crear escenarios, grabó la mayoría de las secuencias en las locaciones correspondientes, fuese tierra, cielo o mar. Esto crea una conexión con la audiencia casi inexplicable, pues construye un atmósfera mucho más envolvente y realista... podría escribir sin parar sobre esta película, pero me voy a limitar a tres aspectos que considero más significativos: la historia, la tensión y la humanidad.



"Dunkerque: el suceso que definió nuestro mundo"

La película gira entorno a la batalla de Dunkerque (1940) ocurrida poco después del inicio de la guerra. Alrededor de 400.000 soldados aliados (principalmente británicos y franceses) quedaron rodeados y atrapados en la playa de Dunkerque, Francia por el ejército nazi. Ante la posibilidad de la aniquilación de su ejército e incapacidad de formar uno nuevo, los británicos comenzaron un plan de rescate, en el cual hubo apoyo militar y civil desde mar y aire.


Aunque la campaña de salvar a los soldados británicos aparentaba ser un proyecto humanitario que buscaba mantener el número de pérdidas de la guerra lo más bajo posible, los motivos iban mucho más allá y constaban de intenciones netamente pragmáticas. Si Gran Bretaña perdía las tropas que estaban en Dunkerque, no estarían en condiciones de formar un ejército capaz de enfrentar y mucho menos derrotar a las fuerzas del enemigo. Por lo anterior, a la batalla se le conoce como "el suceso que definió nuestro mundo" o "el milagro de Dunkerque", pues si el desenlace hubiera sido diferente, quizás los aliados no hubieran ganado la guerra y el mundo no sería como lo conocemos ahora.


Esta terrible posibilidad se expresa sutilmente en una conversación entre Mr. Dawson (uno de los civiles que respondieron al llamado de Churchill de disponer sus embarcaciones personales para ayudar en el rescate) y el soldado traumatizado (interpretado por Cillian Murphy). Tras la insistencia del soldado de dar la vuelta al barco y regresar a su hogar, Mr. Dawson le responde: "No habrá ningún hogar si permitimos la matanza al otro lado del Canal. No hay forma de esconderse de esto".



En contra de todo pronóstico, el rescate de Dunkerque fue un éxito. Se lograron rescatar alrededor de 330.000 soldados aliados, utilizando todo tipo de recursos, desde el apoyo aéreo, la disposición de la marina y la cooperación civil.


La tensión:

Uno de los elementos clave de esta película es la tensión, la cual se construye a partir de numerosos elementos, de los cuales mencionaré algunos. Para empezar, la banda sonora juega un rol esencial en la conexión y compromiso de la audiencia. Al igual que muchas películas de Nolan, decidió darle la prestigiosa y difícil tarea a Hans Zimmer, quien ha sido ganador de un Óscar, un Globo de Oro y cuatro Grammys por sus bandas sonoras, (sin mencionar las incontables nominaciones).



Por otra parte, el proceso de grabación y las cámaras utilizadas es determinante en la construcción de una experiencia realista y orgánica y, por consiguiente, la conexión inevitable con la audiencia. Las batallas aéreas en Dunkerque fueron grabadas en el aire con cámaras IMAX, las cuales por su gran tamaño resultan incómodas en la grabación, pero proporcionan una calidad inigualable. Para Nolan, la calidad de la imagen era clave, fue así como consiguió un efecto en los espectadores nunca antes visto en una secuencia aérea.


Humanidad:

Lo más cautivador de Dunkerque, en mi opinión, es la interpretación de los personajes y cómo se expresan e interactúan entre sí haciendo uso de muy poco diálogo. Para empezar la relación entre Tommy (Fionn Whitehead) y Gibson (Aneurin Barnard) surge cuando Tommy está tratando de "ir al baño" y ve a Gibson enterrando a un soldado, asume que era su amigo y se decide a ayudarlo, mostrando el inicio de una complicidad entre los dos. (Gibson es en realidad un soldado francés, quien tomó la ropa del soldado británico fallecido, para así poder irse en las embarcaciones británicas.) En repetidas ocasiones, estos dos personajes se ayudan mutuamente, conversando con los ojos siempre (Gibson no habla inglés). En este sentido se presenta la complicidad y sentido de fraternidad que puede surgir en la guerra.


Por lo contrario, el personaje de Alex (Harry Styles) presenta una actitud completamente opuesta. Alex sospecha que Gibson es un soldado alemán y está dispuesto a sacrificarlo con tal de sobrevivir. Cuando se entera que es francés lo trata con igual desprecio, pues al no ser británico, consideraba que no tenía derecho de irse en las embarcaciones de rescate.

Las dos actitudes son tan humanas que no hay derecho de juzgar a Alex por su disposición reacia e individualista, pues en situaciones en las cuales el miedo, la tensión y la muerte te rodean, se pueden desatar lo peor o lo mejor de ti. La película se encarga de ilustrar las interacciones y las relaciones que se entablan durante la guerra tal y como son, basándose en relatos de veteranos y trayéndonos a la pantalla grande lo más puro que puede surgir en la guerra: la humanidad misma.


Como último elemento de esta humanidad y vulnerabilidad retratada en la película, está el personaje del soldado traumatizado (interpretado por Cillian Murphy), previamente mencionado. Para comenzar, este no tiene un nombre y quizás es intencional, pues Murphy no está interpretando a un solado en específico con TEPT (Trastorno por Estrés Post-traumático), sino a todos los soldados que dejaron de ser ellos mismos durante o después de la guerra. En la película, después de una reacción agresiva del soldado, Mr. Dawson le dice a George "Está conmocionado, George. No es él mismo. Puede que nunca sea él mismo otra vez". Con esto se crea una conexión dolorosa entre los soldados y el espectador, y se transmite con más profundidad el sentimiento de miedo, terror y trauma que genera la guerra.


Calificación:

10/10

Leer también:


2001: Odisea en el espacio, una nueva era de la ciencia ficción- película de Stanley Kubrick


Trailer: