Lady Bird, tan realista como desesperante - Película de Greta Gerwig


Volver a ver "Lady Bird", me trajo muchos recuerdos del colegio. Recuerdos reales, sin añoranzas de lo que pudo suceder, basados en representaciones irreales. "Lady Bird" es real así como sus personajes y situaciones. Es fácil sentirse identificado con Christine "Lady Bird", lo provoca rechazo y ansiedad sobre las decisiones que toma. "Lady Bird" te permite encarnar a la protagonista y vivir la película. No hay momento incómodo ni error, que no sientas como propio.


No obstante, un enfoque tan centralizado en la protagonista, descuida a los demás personajes. Conocemos personajes planos que encajan en los estereotipos clásicos de película de secundaria: el joven misterioso, la popular (de quien Lady Bird quiere ser amiga), el primer novio, inocente y aburrido, y su mejor amiga, de quien sólo conocemos que es buena en matemáticas y le gusta su profesor. Sin embargo, no soy quien para juzgar a la directora, quizás tomó estas decisiones sobre los personajes para representar el carácter egocéntrico de Lady Bird.


Por otro lado, es frustrante la evolución de la protagonista, sin demeritar la construcción del personaje. Se crea un efecto contrario al acostumbrado en dramas adolescentes: crecimiento, cambio positivo, madurez, aceptación personal. Con Christine "Lady Bird", sufres todo el proceso sólo para darte cuenta de que su personalidad y principios, están por definir y que a pesar de su lucha por mostrar lo contrario, aún no es una persona autentica.


Esto es evidente en una de las secuencias finales, en la cual le preguntan su nombre a lo que responde "Christine", a pesar de que durante toda la película insistió en que la llamaran Lady Bird, elemento clave de su identidad. Y en lugar de decir Sacramento, contesta San Francisco.


En conclusión, "Lady Bird" te deja un sinsabor en muchos sentidos. Es muy probable identificarse con el personaje, pero no es un proceso voluntario. La protagonista está tan bien desarrollada que es casi frustrante lo humana y real que es, junto con todos los errores que comete.


Por otra parte la falta de cierres: Lady Bird no mejora la relación con su mamá, ni forja un carácter que la prepare para la vida universitaria. Con esto Greta Gerwig rompe uno de los estereotipos más grandes, pero menos evidentes de la secundarias y es creer que todo lo vas a resolver antes de graduarte: encontraras la universidad que te gusta, te graduaras con buenas notas, estarás orgulloso de quien eres y lo que lograste y sabrás que hacer con tu vida y tu futuro. No es real. No en esas dimensiones.


Con esto quiero decir que el trabajo de Greta Gerwig con "Lady Bird" es admirable, pues enfrentarse a un género tan cliché, como los dramas adolescentes, y hacer tu propia versión, no es fácil y mucho menos obtener un reconocimiento de semejante magnitud. Con 5 nominaciones al Óscar, ganadora a Mejor Película- Musical o Comedia y Mejor Actriz- Película Musical o Comedia en los Globos de Oro y tres nominaciones en los premios BAFTA, es posible afirmar que Greta batió récords con su debut.


Calificación: 7/10


Trailer:



22 vistas

©2020 por La hora de las musas. Creada con Wix.com